De la Ambición Al Significado: “No podemos vivir el atardecer de la vida con el mismo programa que la mañana, pues lo que en la mañana era mucho, en el atardecer será poco, y lo que en la mañana era verdadero, en la tarde será falso” - Carl Gustav Jung

"Hay un lugar en nuestro interior más profundo que quiere sentirse realizado, que quiere saber que su vida ha marcado una diferencia, que ha dejado este lugar, este planeta donde ha vivido mejor que cuando llegó, que ha conmovido profundamente la vida de alguien con su existencia. Todos queremos eso. No es una cuestión de edad ni de encontrase a uno mismo. Seas quien seas, tengas la edad que tengas, sólo estás a un pensamiento de cambiar tu vida". - Wayne W. Dyer

La ambición del ego domina la primera parte de nuestras vidas. El cambio no significa que debamos perder nuestras pulsiones o nuestros anhelos; significa simplemente que vamos a desear algo nuevo. Al comprometernos con un modelo de vida basado en lo que tiene un propósito real, nos alejaremos de las exigencias interminables y las falsas promesas por las que se distingue la agenda del ego. Porque todos tenemos la opción de renovarnos, dejar atrás la ambición, abrazar el sentido en nuestra vida... y completar así el retorno al origen que nos creó.

En algún momento en la vida de la mayoría de las personas sucede un punto de inflexión al que se le nombra como Salto Cuántico. Ese viaje se puede explicar como un paso del territorio dominado por el ego y cumplir las normas de una sociedad basada en el tener y no en el ser -conceptos que nos inculcan continuamente desde la infancia- a otro donde nos escuchamos más a nosotros mismos, estamos conectados con la Vida, y el servicio a los demás y el ser ocupa el lugar de la ambición meramente material.

El salto cuántico implica “poner nuestros valores patas arriba” y como ejemplo Wayne Dyer cita una encuesta a hombres y mujeres, antes y después de realizar estos cambios en sus vidas, sobre cuáles eran sus objetivos vitales. Donde antes se priorizaba “aventura, riqueza, placer, ser respetados, encajar,…”, después había “espiritualidad, honradez, preocuparse por los demás, crecimiento personal”.

El autor también nos recuerda que en los nueve meses de embarazo nosotros no nos ocupamos de nada porque “hay una fuerza superior que se encarga de todo” y que al nacer, y por presión cultural, nos alejamos de esa fuente y nos entregamos a lo que se espera de nosotros. Cuando irrumpe el Cambio, estamos más despiertos y fluimos más con la vida, aparecen las Sincronicidades: llegan las personas adecuadas y surgen oportunidades.

“Si queremos vivir una vida de sentido, lo primero que hemos de hacer es estar por encima de la aprobación del prójimo. Y lo segundo no aferrarnos al resultado”. - Abraham Maslow.

NO TE MUERAS CON LA MÚSICA EN TU INTERIOR: "Estamos viviendo una mentira intentando cumplir un destino que nos ha impuesto la sociedad y las personas de alrededor, pero ahí dentro hay música que hemos venido a interpretar y sabemos que hemos venido a tocar esa música". - Dr. Wayne Dyer