¿Qué es la Psicoterapia Gestalt?

La Psicoterapia Humanista Gestalt es una psicoterapia que surgió a partir de los desarrollos teóricos de Fritz Perls (1893 - 1970), médico neuropsiquiatra y psicoanalista y su esposa Laura Posner, pscióloga y psicóloga y psicoterapeuta. La Asociación Psicológica Estadounidense (APA) se refiere a la terapia Gestalt como uno de los tres tipos de terapia humanista especialmente relevantes, y señala que se basa en el «holismo organísmico», la importancia de ser consciente del aquí y ahora y que cada uno acepte la responsabilidad de sus propios actos.

La Psicoterapia Gestalt tiene como objetivo el poder sobreponerse a determinados síntomas de todo tipo de dificultades y patologías, centrándose más en la experiencia presente por encima de lo que fue, pudo haber sido, podría ser o debería estar sucediendo. Enfatiza una toma de conciencia de lo que ocurre en el aquí y ahora, en el plano mental, emocional, corporal y espiritual. Recordar al igual que proyectar en el futuro, son actividades que suceden en el momento presente. No es necesario cavar en profundidad en el pasado, ya que los asuntos pendientes de este y los aspectos conflictivos de la personalidad están en el presente pujando para emgerger y completarse. La tarea del psicólogo y terapeuta consistirá en fomentar la toma de conciencia de ellos y facilitar su proceso de resolución o intergración en la persona por medio de la integración de un conjunto de variadas técnicas, verbales y no verbales, utilizando la palabra, la emoción, el sueño, la imaginería, la creatividad, el movimiento, el cuerpo.

A medida que se va avanzando en el proceso terapéutico, se va favoreciendo el restablecimiento de la capacidad de contactar, concienciar aspectos no reconocidos de la personalidad, rescatar partes alienadas y, reapropiarse de uno mismo y realizarse en el mundo en que se vive.

La Gestalt pone énfais en la toma de conciencia de los procesos y desarrolla el sentido de responsabilidad en cada uno, e integra las 5 dimensiones principales: sensorial, afectiva, intelectual, social y espiritual. La Gestalt propone más que explicar el origen de nuestras dificultades, experimentar las soluciones por nosotros mismos, en la libre construcción de un sentido. En vez de la búsqueda del saber el por qué nos ocurre lo que nos ocurre, prioriza el qué y el cómo nos ocurre, es decir, prioriza el sentir y esto nos favorece el cambio.